Los juguetes por control remoto le pueden dar una chispa distinta a nuestras relaciones. No solo por el morbo que pueda tener el controlar el dispositivo que lleve otra persona o que controlen el dispositivo que tu lleves, sinó que también puedes estimularte tu misma de una forma discreta. Con la tecnología actual puedes dejar que controlen el dispositivo a través de un smartphone desde la otra punta del mundo.