Las velas le dan ese toque erótico a nuestras noches. Son un buen accesorio para ambientar espacios. Su cera se puede aplicar sobre la piel para realizar masajes ya que se convierte en un aceite aromático que te encantará. Elige tu fragancia y a disfrutar.