Romper con la monotonía y recuperar la pasión

Es habitual que las parejas de larga duración vean afectado su deseo sexual, poco a poco la fogosidad del principio deja paso al acomodamiento y la monotonía, principales enemigos de la pasión, y si esta situación se cronifica en el tiempo, puede afectar incluso al buen funcionamiento de la pareja.

En esta publicación queremos dar respuesta a las preguntas más frecuentes sobre esta temática que atendemos en consulta sexológica y de terapia de pareja, y ofreceros algunas pautas para romper con la monotonía y recuperar la pasión.

¿Por qué ya no tengo tanto deseo sexual como al principio de la relación?

La respuesta a esta pregunta es puramente biológica, al inicio de una relación, todo es novedoso, en la fase de enamoramiento nuestras hormonas están revolucionadas.

Durante estos primeros meses nuestro cuerpo libera grandes cantidades de hormonas de la felicidad cuando estamos junto a nuestra pareja, lo que provoca que sintamos una gran atracción por la misma, ya que estar a su lado y compartir momentos de pasión nos genera bienestar y, como obviamente queremos seguir sintiéndonos así, nuestra pareja se convierte en nuestra droga preferida.

Este cóctel hormonal explica que nuestro deseo sexual sea muy elevado al inicio de una relación romántica.

El problema de la pérdida de deseo aparece con el paso del tiempo, porque nuestros niveles hormonales se estabilizan, se estima que aproximadamente a los tres años de relación estos niveles han vuelto a su estado basal…esta estabilización hace que disminuya nuestro deseo y excitación, y con ellos nuestra frecuencia sexual en pareja, lo que nos hace plantearnos que algo va mal, algo ha cambiado y por ello para muchas parejas este momento supone una crisis en la relación.

¿Tener menos deseo sexual significa que quiero menos a mi pareja que antes?

No necesariamente, realmente lo más probable es que quieras y necesites a tu pareja ahora más que al principio… con el paso del tiempo habéis compartido muchos momentos y experiencias, seguro que tenéis muchos planes de futuro juntxs y esta persona se ha convertido en una parte muy importante de tu vida. 

Lo único que pasa es que ya no tienes un cóctel de hormonas empujándote a tener sexo, por ello está en vuestra mano, trabajar ese deseo y recuperar la pasión.

¿Qué puedo hacer para recuperar el deseo y la pasión con mi pareja?

Es habitual que cuando tenemos una relación estable nos acomodemos y ya no la cuidemos tanto cómo deberíamos, por ejemplo descuidamos nuestro aspecto físico porque damos por hecho que no tenemos que conquistas a nadie, dejamos de usar ropa interior sexy y optamos por el pijama más calentito y antimorbo del mercado, dejamos de sorprender a nuestra pareja y nos acomodamos en la monotonía, prestamos más atención a nuestras obligaciones del día a día y desatendemos a nuestra pareja, dejamos de compartir tiempo íntimo de calidad y así va pasando el tiempo , nuestro deseo va menguando poco a poco y nuestra relación se va viendo deteriorada.

Si queremos cambiar esto y mejorar nuestra relación, tenemos que ponernos manos a la obra, si el deseo no surge espontáneamente hay que trabajarlo, tenemos que salir a buscarlo para ello os recomiendo seguir los siguientes consejos:

Conquista a tu pareja día a día

Trata de sorprender a tu pareja, vuelve a hacer cosas que hacías al principio de la relación y que ya no haces, ponte sexy para ella, cuídala, mímala, hazle ver que sigues locx por ella, agradécele lo que hace por ti y recuérdale sus virtudes, no solo sus defectos.

Compartir tiempo de calidad

No es tan importante la cantidad de tiempo que invertís el uno en el otro, si no la calidad de este tiempo. La rutina nos lleva a hacer siempre los mismos planes, ir a los mismos sitios, pasar muchas horas muertas frente la televisión…todo esto acaba convirtiéndose en monótono y aburrido. 

¿Cuánto hace que no hacéis una escapada a un hotelito con encanto? ¿Cuánto hace que no innováis en la cama? ¿Cuánto hace que no tenéis una conversación sincera e íntima, con dos copas de vino como único hilo conductor? 

Seguro que hace demasiado tiempo, por ello proponeros recuperar esos momentos, vivir nuevas experiencias, romper con la rutina, hacer las maletas y perseguir nuevos horizontes juntos.

Besaros como adolescentes

Con el tiempo y la edad los besos de tornillo van desapareciendo, esos besos húmedos que os ponían a mil y os hacían olvidaros del mundo durante un rato acaban dando paso a tímidos picos, dejamos de acariciarnos, de abrazarnos, de sobarnos y todo esto va en contra de nuestro deseo. 

Los besos generan una liberación de oxitocina y endorfinas que son sustancias asociadas a la creación de vínculos afectivos y la eliminación de tensiones, también liberamos serotonina y dopamina, hormonas asociadas al enamoramiento y adicción, es por ello que besar nos une, nos reconecta y nos da ganas de más y más. Así que besar más a vuestra pareja y veréis como el deseo y la atracción sexual surge por sí solo.

Cuidar nuestro aspecto

Sentirnos bien con nuestro cuerpo, vernos sexys y deseables aumenta nuestro deseo sexual. Además hacer deporte y llevar una alimentación equilibrada tiene beneficios también para nuestra salud tanto general como sexual, ya que nos hace estar más activxs y agiles, tener mayor potencia y aguante a nivel sexual y estar más predispuestxs. En cuanto a nuestra vestimenta también es importante
cuidarla un poco, de vez en cuando sienta bien abandonar ese pijama tan calentito y sorprenderte a ti y a tu pareja con un atuendo más provocativo.

Innovar en el terreno sexual

Cuando tendemos a hacer siempre lo mismo, el sexo se vuelve rutinario y esto va en detrimento de nuestro deseo. Hay un gran abanico de posibilidades para innovar en nuestra sexualidad, podemos empezar por lo más fácil que es cambiar de lugar (explora diferentes sitios de vuestra casa, haceros una escapadita de fin de semana, atreveros a probar en el coche…), también podemos cambiar de posturas, cambiar nuestros roles sexuales habituales o incluso experimentar con los juegos de rol, basta con ponerle un poco de imaginación al asunto. 

La cosmética y juguetería erótica puede ser una gran aliada en esta tarea, pasaros por un sexshop o dedicar una tarde a indagar en una tienda erótica online como la nuestra, animaros a probar algo nuevo, a sentir nuevas sensaciones y experimentar lo desconocido, seguro que lo pasaréis genial y desearéis repetir.

Practicar la comunicación efectiva

Es común que en el ámbito de nuestra sexualidad nos callemos muchas cosas por vergüenza, incertidumbre o por miedo a herir a la otra persona si algo no va bien en nuestra vida sexual o pensamos que se podría mejorar, es mejor poner las cartas sobre la mesa y comunicarlo a nuestra pareja desde el cariño y el respeto. Fingir que todo va bien solo cronifica la situación e impide tomar decisiones que ayuden a solucionarla. Cuando no estamos satisfechxs sexualmente acabamos perdiendo el deseo, por ello si hay un problema es mejor hablarlo y buscar soluciones, ambxs lo agradeceréis.

Sí seguís todos estos pasos y los consolidáis en vuestra vida estoy segura que no sólo veréis mejorar vuestro deseo, sino también vuestra relación de pareja.

Adriana Brull Esteve

Adriana Brull Esteve

Psicóloga general sanitaria, sexóloga clínica y terapeuta de pareja. Especialista en promoción de la salud sexual a través de productos eróticos. Asesora Tuppersexpro. Divulgadora de educación sexual a través de redes sociales @seressexuados.

Cerrar menú
×
×

Carrito

ENVÍO GRATIS PEDIDOS SUPERIORES A 30€

En esta página usamos cookies para tu dispositivo. Las cookies son para que la página funcione perfectamente, para generar informes de navegación y para mejorar tu experiencia en la web: guardando tu carrito de compra por ejemplo. Aceptando el uso de cookies nos ayudas a ofrecerte una mejor experiencia dentro de nuestra página. Política de privacidad y cookies